La lealtad y discreción es más valiosa para las empresas de lo que crees.

Tesla mandó un “amable recordatorio” a sus empleados sobre el silencio que han prometido.

¿Quién no ha firmado un acuerdo de confidencialidad al ingresar a un nuevo empleo? A veces nos parecen procesos innecesarios y absurdos, pero ¿Qué pasa cuando la información a la que estas a punto de acceder, pude significar el futuro de toda la organización?

Para Tesla Motors este tema es muy serio.Hace apenas un par de semanas, (irónicamente) se filtró un mail en donde Tesla advierte a sus empleados de las consecuencias de filtrar información confidencial.

De acuerdo con CNBC, el comunicado le recuerda a todos los empleados sobre los acuerdos de confidencialidad que firmaron al ingresar, y las consecuencias de no respetar dichos acuerdos, las cuales incluyen la pérdida de sus empleos y acciones legales por parte de la empresa.

¿Sorprende esta acción? Para algunos podrían parecer sorpresivo que una marca la cual meses atrás liberó sus propias patentes con la finalidad de luchar contra el cambio climático, ahora de un “amable recordatorio” a sus empleados sobre el silencio que han prometido.
Sin embargo, las razones de Tesla para tomar estas acciones están más que justificadas; en los últimos meses las filtraciones de información han expuesto a Tesla Motors a críticas que afectan su imagen e impactan a la marca en los mercados bursátiles.

¿Qué le corresponde al talento humano? Por simple lógica, cualquier persona que firma un contrato tiene la responsabilidad de cumplir lo que en él se indica y más allá de eso, existe una ética profesional que; aún con la ausencia de un acuerdo firmado y mientras que las circunstancias no sobrepasen lo legal y humano, nos obliga a ser responsables de la información y la divulgación de la misma y de cuidar los intereses de la empresa para la cual colaboramos.

¿Tú qué opinas?